Columnas

Conejillos de indias de la admisión escolar

91views

 

 

Por Andrés Carter, Presidente REDCOLBÍOBIO

Lamentablemente una vez más, las regiones seremos usados como conejillos de indias para la implementación de una política pública que presenta problemas, tal como lo señaló el Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, recomendando atrasar la implementación del SAE, que proviene de la Ley 20.845 –denominada Ley de Inclusión- en la Región Metropolitana, ya que aún la heurística (programa aleatorio) a utilizar presenta algunos problemas.

Pues bien, las complicaciones son variadas –muchos obedecen al asistencialismo impulsado por el gobierno anterior- por lo pronto no discrimina entre medios hermanos, luego se podría dar el caso que tuviésemos miembros de una misma familia seleccionados en un colegio de Hualqui y el otro en una escuela de Talcahuano.

Por otra parte, el sistema no considera que los alumnos que provienen de un nivel de Play Group o Medio menor, ya son estudiantes de ese establecimiento y nuevamente los harán pasar por el sistema aleatorio de postulación (tómbola) para ingresar a Prekínder en el mismo colegio, ¿no es eso un estrés y una presión injusta para las familias?

Lo anterior, se suma a la obligación que se impone a las familias de postular solo vía web –ya que se desconfía de la relación colegio- apoderado- lo que generará errores involuntarios en aquellos padres que no están preparados para el mundo informático o que lisa y llanamente no son nativos digitales, deshumanizando el importante vínculo entre familia y Colegio.

Hace un tiempo cuando preguntamos cuál era la confiabilidad del sistema, es decir si se podía influir para direccionar matrícula en algún colegio en desmedro de otro, nos señalaron que no estaba claro y que se iba a averiguar. Si esto es realmente así, ¿no se podría acaso favorecer algún colegio de territorios donde los “caudillos” de turno quieran influir? Esta suspicacia no está salvaguardada en este sistema.

Finalmente, no entendemos la razón de fondo de hacer pasar a las familias por un nuevo estrés y complicación para elegir el colegio donde quieren enviar a sus hijos, si el sistema no garantiza algunos elementos básicos como los expuestos en esta columna.